Seleccionar el método de pago
Información personal

Información de la tarjeta de crédito
Este es un pago encriptado SSL seguro.
Términos y condiciones

Total de la donación: 30€

Protección de la salud materno infantil y familiar en Nicaragua

  • Beneficiarios: 9.440 personas.
  • Organización local: Asociación para el Desarrollo de los Pueblos (ADP).
  • Colaboradores: Ayuntamiento de Valencia.

Con este proyecto queremos brindar conocimientos esenciales, habilidades y destrezas a 1.819 familias de 18 comunidades rurales de Villa Nueva y Somotillo, departamento de Chinandega, sobre el cuidado pre y post natal, así como del recién nacido a través de la capacitación. Asimismo, serán promovidas acciones de información y consejo para lograr cambios de comportamientos que integren a los hombres a la iniciativa, dado que su involucración será vital, no solo para la toma de decisiones oportunas en la atención de su pareja durante el embarazo, parto, puerperio y recién nacido, sino también en la búsqueda de atención rápida en los equipos de salud familiar y comunitarios.

También serán realizadas actividades de comunicación grupales e interpersonal con los adolescentes (mujeres y hombres) para la prevención del embrazo y las ITS/VIH/Sida a partir de la identificación de los factores protectores a priorizar con un abordaje integral.

Se fomentará la planificación familiar, incorporando temas sobre salud sexual y reproductiva, género y violencia.

Será establecida una red de agentes de salud voluntarios conformada por 78 promotores/as y 34 parteras debidamente capacitados, quienes trabajarán de manera articulada con los 12 equipos de salud familiar y comunitarios que habilitará el Ministerio de Salud de Nicaragua (MINSA), en diferentes sectores y/o algunas de las comunidades, para acercar sus servicios de atención primaria a la población, los cuales serán equipados para brindar una atención de calidad. Estos equipos de salud familiar y comunitarios también recibirán capacitación en las estrategias para lograr una sinergia entre la actuación comunitaria e institucional y la atención intra y extramural de la embarazada y el recién nacido.

En el año de duración del proyecto esperamos atender un nº aproximado de 270 embarazadas, sus parejas y sus recién nacidos.

Cada comunidad contará con un comité de salud encargado de organizar las actividades, una brigada de transporte de emergencias y entre 5 y 6 agentes de salud voluntarios, donde al menos este presente una partera entrenada, para, además del acompañamiento a las embarazadas y familias durante el desarrollo del embarazo y puerperio, coordinar con las brigadas de transporte de emergencia, las acciones que estas emprendan en la comunidad encaminadas a dar una respuesta rápida y oportuna en articulación con los equipos de salud familiar y comunitarios.

Aunque se persigue que el parto sea en los centros de salud, a las parteras se les entregará un maletín de parto para que puedan hacer un parto limpio domiciliar en una situación de emergencia, mientras que las brigadas de transporte de emergencia contarán con un Kit de primeros auxilios que les permitirá mejorar la capacidad resolutiva frente a una eventualidad durante la evacuación de emergencia de la mujer o el recién nacido.

Con la finalidad de fortalecer aún más el trabajo, será utilizada tecnología de información que fomente la comunicación y retroalimentación entre las comunidades y los equipos de salud familiar y comunitarios, a través de la entrega de un teléfono móvil a ambos. Esta iniciativa, propiciará poner en aviso al personal de salud, incluso monitorear y brindar indicaciones a la Brigada de Transporte durante una evacuación de emergencia.

Por parte de la organización ejecutora estarán 3 técnicos para contribuir a la ejecución del trabajo de acuerdo a los objetivos trazados. Las actividades que desarrollará serán: organizar las comunidades (conformar los comités de salud y brigadas de transporte de emergencias), capacitar al personal de salud comunitaria y familiar y los agentes comunitarios (promotores/as y parteras) seleccionados por el MINSA, y monitorear el empoderamiento de las estrategias y el avance en el cumplimiento de los indicadores a nivel de las familias, red comunitaria y los equipos de salud familiar y comunitarios.