fbpx
 

Blog

Dr Rao_Fontilles_Indi

Una vida dedicada a la lucha contra la lepra y al alivio de los afectados

V. Prabhakara Rao fue Director de la GMLF (Gandhi Memorial Leprosy Foundation), del proyecto Chilakalapalli y Presidente de la Malkangiri Organisation for Development and Education, la ONG asociada que dirige los proyectos de Fontilles en los distritos de Vizianagaram y Sreekakulam de Andhra Pradesh y en el distrito de Koraput de Orissa. La noticia de la pérdida de Prabhakara Rao por COVID-19 se conoció en la noche del 14 de mayo con una profunda conmoción. En los interminables obituarios que siguieron, alguien lamentó la pérdida de la experiencia en lepra en un momento en que se necesita más que nunca. Muchos de sus discípulos contaron sus recuerdos sobre su profundo conocimiento y pasión como maestro en lepra. Describieron no sólo sus conocimientos teóricos, sino también las habilidades prácticas que impartía a sus estudiantes en el Centro de Formación sobre la Lepra de Wardha y Chilakalapalli, a los directores de programas y al personal sanitario del Programa Nacional sobre la Lepra y a los colaboradores de las organizaciones en las que trabajaba en diversas funciones.

Uno de sus colaboradores más cercanos que trabajó con él durante mucho tiempo se preguntaba si hay alguna otra persona en el mundo que haya empezado su carrera con la lepra y no la haya cambiado hasta el último suspiro. Prabhakara Rao hizo un máster en Economía cuando sólo tenía 19 años. Le presionaron para que continuara sus estudios en el extranjero, pero se apuntó a un curso de diplomatura en lepra. Le angustiaba ver la miseria de muchas personas de su pueblo natal que padecían lepra. Su tío, un profesor, tuvo que dejar el trabajo tras la infección de lepra y la progresión gradual de las discapacidades. Muchos de los habitantes del pueblo abandonaron los centros educativos y se vieron obligados a vivir en las colonias de leprosos separados de sus familias. Sin medicamentos ni atención médica adecuada, la vida se convertía en un asunto infrahumano una vez afectados por la lepra en aquella época. Compartiendo algunos pensamientos fundamentales sobre su vida con sus compañeros, dijo: «Si los ignorara, nunca podría tener la satisfacción de ser un ser humano». Esta pasión por las personas afectadas por la lepra fue visible durante toda su vida. Trabajó en muchas provincias del país. Pero escuchaba con mucha atención las experiencias y los sentimientos de los enfermos de lepra y sus consecuencias. Siempre recordaba sus nombres y los seguía a través de los trabajadores de campo hasta que conseguían los mejores resultados posibles. En el año 1981, Narayanamma -una mujer de 38 años- fue llevada al hospital GMLF de Chilakalapalli. Tras la reacción a la lepra, nódulos y lesiones ulceradas cubrían todo el cuerpo. No comía bien durante mucho tiempo debido a las graves molestias. Los huesos y los tendones sobresalían de su esqueleto. Incluso el personal del hospital se aterrorizaba al verla. No podía acostarse debido a las escaras y a la piel ulcerada. En Chilkalapalli, Prabhakara Rao la hizo tumbarse en una cama especialmente cubierta con hojas de plátano para aliviar su piel ulcerada. La cubrieron con un trozo de tela de algodón aireado. En aquella época no se disponía de un equipo de tratamiento médico. En los días siguientes continuó un proceso muy difícil de tratamiento. Permaneció en el hospital durante 3 meses hasta que la sonrisa volvió a aparecer en sus labios. Prabhakara Rao la atendió personalmente todos los días de su estancia en Chilakalapalli, con gran determinación. Narayanamma nunca lo olvidaría durante el resto de su vida.

Prabhakara Rao se retiró de la vida dejando lágrimas en los ojos de muchas personas afectadas por la lepra y de los trabajadores de la lepra en el país, pero nunca se retiró del trabajo contra la lepra.